Criterios que gobiernan nuestro rol como consultores independientes:

Clientes

  • Atenderemos a nuestros clientes con integridad, competencia y objetividad
  • Mantendremos confidenciales la informaci�n del cliente y los archivos de los proyectos de los clientes, y s�lo utilizaremos la informaci�n privada del cliente si �ste lo autoriza
  • No sacaremos provecho de la informaci�n confidencial del cliente ni para nosotros ni para nuestras firmas
  • No permitiremos conflictos de intereses que le den una ventaja competitiva a un cliente debido al uso por parte nuestra de informaci�n confidencial de otro cliente que es competidor directo sin la autorizaci�n de dicho competidor

Proyectos

  • S�lo aceptamos proyectos para los cuales estemos calificados por nuestra experiencia y competencia, teniendo la libertad de recomendar a terceras partes id�neas
  • Asignaremos personal a los proyectos de los clientes de acuerdo con su experiencia, sus conocimientos y su pericia
  • Reconoceremos de inmediato culaquier influencia sobre nuestra objetividad hacia nuestros clientes y ofreceremos retirarnos de un proyecto de consultor�a si nuestra objetividad o nuestra integridad se ve afectada

Honorarios

  • Definiremos de antemano y de manera independiente honorarios y gastos razonables, leg�timos y de acuerdo con los servicios que prestemos y la responsabilidad que aceptemos
  • Informaremos a nuestros clientes de antemano sobre cualquier retribuci�n o comisi�n que recibamos por equipos, suministros o servicios que recomendemos

Profesi�n

  • Respetaremos los derechos de propiedad intelectual de nuestros clientes, de otras firmas de consultor�a y de consultores independientes, y no utilizaremos informaci�n o metodolog�as de propiedad de otros sin su autorizaci�n
  • No haremos publicidad a nuestros servicios de manera engañosa
  • No entregaremos datos de referencia o cartas de recomendaci�n de clientes actuales sobre nuestros servicios sin autorizaci�n expresa de los mismos, notificando ante qui�n ser� presentada
  • Informaremos sobre cualquier violaci�n a este c�digo de �tica